“Representar la vastedad de la naturaleza al igual que la delicadeza de las pequeñas partículas que la componen” .

Camilo Echavarría

Exposición “Atlas de los Andes” del fotógrafo Camilo Echavarría

Curaduría: Patricia Gómez

La Balsa Arte (Bogotá)

Septiembre 22 a noviembre 10 de 2018

Carrera 5 # 26C – 47

https://www.facebook.com/events/237755350166837/

https://www.facebook.com/Labalsaarte/

América imaginada (otra vez)

El paisaje no es un dato exterior y esencialmente natural. Algo que se le impone a un observador neutro y pasivo. Al contrario, ante todo, es una representación cultural, humana, subjetiva, histórica, como tan bien lo puntualizó Javier Maderuelo. Es el producto de una mirada, la cual tampoco es espontánea o innata. La mirada se aprende, se forma, se controla, muta. Estas verdades de a puño son algunas de las inquietudes generadoras de la serie “Atlas de los Andes” de Camilo Echavarría. Un proyecto fotográfico y de video que inició en 2007 a partir de sus constantes viajes por Colombia, Ecuador y Perú. Este proyecto ha sido la plataforma desde la cual el artista ha venido haciéndole distintas preguntas al género del paisaje, a las posibilidades y límites de la técnica fotográfica y al mito de Los Andes.

Meandros
Impresión digital 123 x 243,5 cm
2018

Las once fotografías que el artista presenta actualmente en su exposición en la galería La Balsa de Bogotá van más allá de un registro especular. Para él “la mirada no es inocente”, dice, citando a Gombrich. La suya tampoco pretende serlo.  Como fotógrafo, al contrario, se ha sumergido en una investigación a fondo sobre las maneras como la mirada a la naturaleza se ha construido históricamente y las condiciones que han permitido la emergencia del paisaje americano como género. Es que según la curadora Patricia Gómez “El paisaje de nuestra América andina, tan soñado, es una construcción mítica, un abstracto concreto”.

Costa
Impresión digital 123,5 x 243,5 cm.
2018

 

Además de una investigación conceptual, Echavarría también ha desarrollado búsquedas formales sobre el código que en últimas es un paisaje. Inspirado en las láminas producidas por la expedición de Humboldt y las de otros artistas viajeros del siglo XIX, en las que los cánones de la mirada europea contaminaban la realidad inédita del continente americano, ha reflexionado sobre ese velo de subjetividades que se impone siempre entre un entorno natural y una representación, por más documental y mimética que ésta intente ser. Siempre habrá en ella algo de idealización, alteración, subjetividad o francamente ficción. La diferencia será solo de grados y de la conciencia que se tenga sobre ello. Echavarría la tiene toda y por ello las sutiles alteraciones que en algunos trabajos de sus inicios efectuaba (sobre todo en la serie “Paisajes Ilustrados” de 2011) más que falsear su objetivo, cuestionaban los límites de la fotografía y su supuesta fiabilidad documental.

Estas imágenes, producto de sus viajes por el continente americano que ha recorrido emulando a aquellos viajeros que lo inspiraron, aluden a estos tópicos: ¿Cómo se construye un paisaje? ¿Por qué emociona? ¿Cómo emociona? ¿Qué es el territorio, la atmósfera, la luz?  Y sobre todo, ¿dónde reside, en últimas, la armonía, la belleza? Preguntas filosóficas, estéticas, emocionales, técnicas, que en sus trabajos recientes se hacen más científicas y ecológicas con su insistencia en los rasgos bioclimáticos, las huellas geológicas, los rastros humanos.

Observación botánica, bosque templado. Para Trópico canónico: El orden de la ambigüedad.
Impresión digital 143 x 233.5 cm
2017

En la última versión de su particular Atlas, Echavarría se preocupa sobre todo por la posibilidad que hoy ofrece la fotografía de captar monumentales panorámicas, pero también las partículas ínfimas sobre las que se construye un paisaje. Urdimbre del macro y microcosmos en una sola imagen. Allí se siente el hálito de lo sublime en el sentido del Romanticismo, pero también de la mirada científica actual que explora incisivamente la naturaleza última de la materia. Y al final, más allá de los objetivos, permanece el mito inasible de Los Andes en esta serie fotográfica que asiste golosa a su poesía, drama y espectáculo.

El artista

Camilo Echavarría (Medellín, Colombia, 1970).

Estudios

Magíster en Historia del Arte, Universidad de Antioquia, Medellín, 2009.

Resident Program in Photography, Rockport College, Rockport, ME, 1999.
Bachelor in Science, Southern New Hampshire University, Manchester, NH, 1991.

Exposiciones Individuales

Atlas de los Andes: Tomo I, Centro de Artes Universidad EAFIT, Medellín, 2016.
Paisajes Ilustrados, Galería de la Oficina, Medellín, 2011.
Ciudad anónima (P. urbanos), Edificio Vintage, Medellín, 2010.
Re-construcciones, Rococó Galería, Bogotá, 2007.

Exposiciones colectivas

Make New History, Chicago Arquitecture Biennial, Chicago Cultural Center, Chicago, 2017.

Territorios de la imagen: Colección Jan Mulder, Casa Rimac, Lima, 2014.

How one thing leads to another: Photolucida Critical Mass, Houston Center for Photography, Houston, 2014.

Visiones del Bicentenario, Palacio de la Paz, Fuengirola, España, 2010.

Colecciones:

Colección Patricia Phelps de Cisneros (New York), Colección Jan Mulder (Lima), Museo de Antioquia (Medellín), entre otras.